El futuro del trabajo después de la pandemia

Las consecuencias corto plazo fueron repentinas y graves. Se pudo evidenciar que millones de personas fueron despedidas, perdieron sus trabajos o fueron obligadas a adaptarse a trabajar desde sus casas. No obstante, algunas personas fueron consideradas esenciales y continuaron trabajando en los hospitales, supermercados, camiones de basura y almacenes pero bajo nuevos protocolos para reducir el riesgo de contagio y propagación del virus.


En el siguiente artículo se van a examinar aspectos de la economía pos pandémica a diferencia del resto que analizan la influencia a largo plazo de la pandemia en el consumo y el potencial de una recuperación liderada por una mayor productividad e innovación. Sin embargo, en el siguiente texto se evaluara el impacto duradero de la pandemia en la demanda laboral, la combinación de ocupaciones y las habilidades de la fuerza laboral utilizadas en ocho países con diferentes modelos económicos y de mercado laboral: China, Francia, Alemania, India, Japón, España, Reino Unido y Estdos Unidos. Juntos, estos países representan casi la mitad de la población mundial y el 62% del PIB.


Antes de la existencia del COVID – 19 los mayores problemas dentro de las empresas y de los colaboradores involucraban nuevas tecnologías y aumento en los vínculos comerciales. Durante la pandemia se observa que el virus perturbo con mayor gravedad los escenarios con puntuaciones más altas de proximidad física: atención médica, atención personal, servicio al cliente, ocio y viajes. Hablando a nivel de largo plazo es posible que los lugares con mayor proximidad física sean más inestables aunque la proximidad no es la única explicación:

  • El campo de interacción con el cliente incluye a trabajadores de primera línea, como por ejemplo, tiendas, bancos, oficinas de correos entre otros. El trabajo en estos tipos de campos se define por la interacción frecuente con extraños y de la cual requiere presencia física en el lugar. No obstante, algunos trabajos de este campo se adaptaron al comercio electrónico o transacciones digitales.

  • En el ámbito del ocio y de los viajes se observa que los trabajadores se enfrentan cara a cara a los clientes constantemente. Se observa esto en hoteles, restaurantes, aeropuertos y lugares de entretenimiento. Los trabajadores de este campo interactúan a diario con multitudes de gente nueva. Sin embargo, el COVID – 19 obligo a cerrar la mayoría de los lugares de ocio en el 2020. Las aerolíneas operan de manera limitada. A largo plazo, los cambios expuestos por el COVID – 19 hizo que muchas personas pierdan su trabajo en este ámbito.

  • En el campo de trabajo de oficinas basadas en el uso de computadoras en oficinas de todos los tamaños y espacios de trabajos administrativos requiere una proximidad física moderada a los demás y un número moderado de interacciones humanas. Este es el escenario más grande en las economías avanzadas y representa apropiadamente un tercio del empleo.

  • El campo de producción y mantenimiento al aire libre incluye sitios de construcción, granjas, terrenos residenciales y comerciales en donde el COVID -19 genero poco impacto ya que los trabajos al aire libre no requieren de mucho contacto físico o proximidad humana. Este es el escenario más grande de China e India y representa del 35% al 55% de su fuerza laboral.


La pandemia hizo que las empresas y los consumidores adopten rápidamente nuevos comportamientos los cuales probablemente se mantendrán, cambiando la trayectoria de tres grupos de tendencias. Se observa un fuerte impacto en los mercados laborales antes y después de la pandemia.


Quizás el impacto más obvio y grande de la pandemia es el aumento de personas trabajando de manera virtual y desde sus casas. Para determinar qué tan extenso podría ser el trabajo remoto después de la pandemia, este artículo analiza su potencial en más de 2,000 tareas utilizadas en 800 ocupaciones en los ocho países de enfoque, se encontró que alrededor del 20% al 25% de la fuerza laboral en las economías avanzadas podría trabajar desde casa entre tres y cinco días a la semana. Esto representa de cuatro a cinco veces más el trabajo desde casa que antes de la pandemia y podría provocar un gran cambio en la geografía del trabajo debido a que las personas y las empresas se trasladan de las grandes ciudades a las pequeñas. No obstante, se descubrió que algunos trabajos técnicamente se pueden hacer de mejor manera en persona, las negociaciones, decisiones comerciales, sesiones de intercambio de ideas y la incorporación de nuevos empleados.


Una encuesta a 278 ejecutivos realizada por McKinsey en agosto de 2020 encontró que, en promedio, planeaban reducir el espacio de oficinas en un 30%. Como resultado, la demanda de restaurantes y tiendas minoristas en las áreas del centro y de transporte público puede disminuir.


El trabajo remoto también puede hacer mella en los viajes de negocios, ya que el uso extensivo de las videoconferencias durante la pandemia ha marcado el comienzo de una nueva aceptación de las reuniones virtuales y otros aspectos del trabajo. Si bien es probable que los viajes de placer y el turismo se recuperen después de la crisis, la práctica de viajes de McKinsey estima que alrededor del 20 por ciento de los viajes de negocios, el segmento más lucrativo para las aerolíneas, puede no regresar. Esto tendría importantes repercusiones en el empleo en el sector aeroespacial comercial, los aeropuertos, la hostelería y el servicio de alimentos. El comercio electrónico y otras transacciones virtuales están en auge.


Muchos consumidores descubrieron la conveniencia del comercio electrónico y otras actividades en línea durante la pandemia. En 2020, la participación del comercio electrónico creció de dos a cinco veces la tasa antes de COVID-19 Aproximadamente tres cuartas partes de las personas que utilizan canales digitales por primera vez durante la pandemia dicen que seguirán utilizándolos cuando las cosas vuelvan a la "normalidad", según las encuestas de McKinsey Consumer Pulse realizadas en todo el mundo.



Para más información acerca de futuro del trabajo después de la pandemia pueden ingresar al siguiente link: https://www.mckinsey.com/featured-insights/future-of-work/the-future-of-work-after-covid-19